El adulto estadounidense promedio bebe aproximadamente dos tazas de café de 8 onzas (240 mililitros) al día, que pueden contener unos 280 miligramos de cafeína. Para la mayoría de los adultos jóvenes y saludables, la cafeína no parece afectar de manera evidente los niveles de glucosa en la sangre, y tener hasta 400 miligramos al día parece ser seguro.

Algunos estudios sugieren que beber café, ya sea con o sin cafeína, puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Sin embargo, si ya eres diabético, el impacto de la cafeína en la acción de la insulina puede estar asociado con niveles más altos o más bajos de la glucosa en la sangre. Para algunas personas con diabetes, unos 200 miligramos de cafeína, o el equivalente a una o dos tazas de 8 onzas (240 mililitros) de café preparado sin otro agregado, pueden causar este efecto.

La cafeína afecta a cada persona de manera diferente. Si tienes diabetes o tienes dificultades para controlar tus niveles de glucosa en la sangre, limitar la cantidad de cafeína en tu dieta puede ser beneficioso.

Pin It on Pinterest

Share This